Artículo de Guillermo Alves –Business Manager Telju Fitness.

Compartir:

Telju Fitness

Seamos claros, sinceros y directos:

 

Partiendo del principio que la mayoría de las personas que acuden a un centro deportivo lo hacen para bajar de peso, ahondemos en el proceso.

Entendiendo por bajada de peso una bajada saludable, basada principalmente en el exceso graso, sigamos de modo sencillo con hechos indiscutibles.

 

Siendo que un gramo de grasa representa 9 calorías, 1 kilo representa unas 9000 calorías.El sobrepeso en España asciende al 40% de su población mientras la prevalencia de la obesidad esta en torno al 15%.

En otros términos eso significa que uno de cada dos adultos presenta un peso superior a lo recomendable.

 

Así que siendo claro, sincero y directo: ¿A quién no le sobra a partir de los 30 años unos 5 o 6 kilos como media y/o como mínimo?

Sigamos con la realidad: 5 kilos son unas 45000 calorías.

Sabiendo que por mucha dieta y ejercicio que hagamos dentro de unos parámetros saludables, la pérdida de peso corporal no va a ser únicamente de grasa o de volumen muscular o de agua, sino un conjunto de los 3 supongamos que la pérdida media en el tiempo de un kilo de grasa se dé cada 15 días.

 

Eso significa que cada mes se estaría perdiendo unos 2 kilos aproximadamente, siendo de ellos un porcentaje de grasa muy variable de un individuo a otro, ya que siendo claros no se trata de perder 8 kilos en un mes de cualquier manera y de volumen muscular principalmente sino, una vez más, de grasa corporal, pues cuando uno se ve gordo es lógicamente por exceso de gordura, o sea de grasa.

 

Para lograr esa pérdida hay que llevar una dieta hipocalórica saludable en base a su índice de masa corporal, edad, estatura y unos cuantos factores más que solo médicos, nutricionistas, entrenadores personales y coachs pueden manejar, dicho de otro modo, tendríamos una pérdida semanal de unos 500 gramos, siempre es mejor perder poco y de forma constante para no recuperar lo perdido que mucho de golpe y tener que sufrir el famoso “rebote”.

 

Prosiguiendo con la pérdida gradual se llegaría a la pérdida de peso de los 6 kilos al cabo de un trimestre, siempre en el supuesto que de lunes a domingo se respete la dieta específica prescrita, se haga ejercicio una media de 3 veces semanales como lo recomienda la Organización Mundial de la Salud, combinando entrenamiento cardiovascular con tonificación muscular.

 

Podríamos entrar en valoraciones técnicas como el peso muscular, pues se puede perder grasa y aumentar volumen muscular, lo cual nos llevaría a cierto aumento del peso corporal pero con una composición distinta, o sea más saludable.

Hasta aquí para los que entrenamos, para la mayoría de los gestores, para los que tenemos cierta formación dentro del campo de la salud y del entrenamiento no hay nada realmente nuevo. Para la mayoría de los clientes seamos sinceros: todo esto no se suele contar cuando se va a informar de lo que vale una inscripción al club, pues tendría que valer lo que supone para este cliente el valor que representa para él/ella esa pérdida en términos de salud, de estética y de bien estar emocional.

 

Ahora bien, tengamos otros hechos indiscutibles en cuenta. .La vida media de un cliente nacional en un club esta en torno a los 6 meses, hablo antes del Covid, pero la reflexión sigue siendo válida pues 1 gramo de grasa durante la pandemia sigue teniendo 9 calorías, sin contar que el aspecto emocional está pasando factura por culpa de la situación sanitaria, acudir a un centro deportivo para liberar stress tendría ya que ser recomendación médica. Sería otro debate interesante que dejaremos para otro artículo de reflexión.

 

La mayoría de los centros centran sus esfuerzos comerciales en la captación de nuevos clientes y en la retención de los mismos, no obstante la rotación sigue siendo alta en la mayoría de los clubes nacionales, los 6 meses de estancia media es un hecho. Esto no favorece una visibilidad a largo plazo de la tesorería del club y también sería otra reflexión propia de la gestión deportiva, interesante área.

 

Así que nuestro cliente quiere perder esos 6 kilos de sobrepeso y es al cabo de unos 6 meses que se da cuenta de que, en la mayoría de las veces por no generalizar claro está, no se le ha hecho ningún chequeo básico de salud, con el cuestionario oportuno, definiendo unos objetivos básicos, repercutidos en un plan personalizado de verdad ,que no se le ha guiado en la ejecución correcta de los ejercicios, tanto a nivel cardiovascular como muscular.

 

La tecnología le atrae, se siente en la bici, sabe que hacer cardio es importante y se pone a pedalear hasta congestionarse, navegando a la vez por internet.

Lo hace el lunes, primer día de su decisión firme de cambio, el miércoles le duele todo, no acude y aparece el viernes mirando pictogramas de las máquinas isotónicas a ver si levantando cierto peso un número de veces según su criterio, igual empieza a cambiar su composición corporal…Sus principales referencias: el espejo de la sala de musculación y el peso que marca su báscula de casa.

 

El fin de semana es sagrado y no acude al centro, (siempre en términos generales), se da su premio en forma de comida y bebida nacional, y el domingo no sabe porque le duele todo el cuerpo a nivel muscular, como si una paliza le hubiesen dados durante la noche unos malvados fantasmas.

 

Se cansa, se aburre, se siente desatendido, desmotivado y hasta muchas veces ha cogido peso!. Va deambulando por el gimnasio cuando las ganas le empujan en despegarse del sofá y pasado 6 meses se ha cansado sin hacer nada, desmotivado por no haber logrado resultados reales así que aplaza los buenos propósitos de principio de año para la “operación verano”…

 

Seamos sinceros y claros:

 

Difícilmente se va a considerar nuestro sector del fitness como servicio esencial de salud si no existen los servicios relacionados como tal dentro de la instalación, si hay más tecnología que asesoramiento real, si se parecen más a recreativos modernos que a lugares de entrenamiento saludables.

 

Ese principio básico lo ha entendido el modelo de estudio training en cualquier parte del mundo y por supuesto los tan criticados gimnasios de barrio ahora llamados de proximidad cuya filosofía de entrenamiento es un verdadero pilar educativo.

 

Con la que está cayendo la reflexión es obligada para nuestro sector, con el fin de remodelar servicios y lograr una vez por todas ofertar los servicios propios y lógicos que el cliente espera al apuntarse.

 

De lo contrario no se percibirán las máquinas de tonificación muscular como elementos importantísimos de explotación, como herramientas muy serias con consecuencias directas sobre nuestra musculatura, nuestras articulaciones y sobre nuestro motor principal: el corazón.

 

Sin esa conciencia humilde seamos claros, sinceros y directos:

 

¿De qué experiencia estamos hablando?

 

Dejar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Telju Fitness SL | Web desarrollada por SaKuRa Informática

Uso de cookies

“Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio, y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información en nuestra Política de Cookies, donde existen instrucciones para que usted pueda elegir en cualquier momento qué cookies quiere que funcionen en este sitio web. Acepto” política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies